Profesora de la ANEPE participó en Congreso de la Red Argentina de Profesionales para la Política Exterior

La Dra. Loreto Correa de la ANEPE, participó a fines de abril en el I Congreso Nacional de Política Exterior de Argentina con la presentación “Desafíos de la política exterior feminista en América Latina: del discurso a los hechos en el siglo XXI”. Esta ponencia dio el cierre a la mesa sobre Política Exterior Feminista en la que participaron las profesoras Mariana Colotta, Melisa Gorondy y la diplomática Alessandra Viggiano de Argentina.

En su intervención la profesora Correa destacó que en lo que concierne a América Latina, la política exterior feminista no se ha hecho cargo de los temas esenciales de relaciones internacionales en los países de la región. A través de un estudio comparado, la profesora Correa demostró la existencia de grandes diferencias entre lo que significa una política exterior feminista en la teoría y cómo los países la han oficializado o conducen. Por ello se refirió a que “si los países optan por una política exterior feminista, potencien la participación femenina en distintas dimensiones y no solo se conformen con proclamar la justicia, paridad y derechos humanos para las mujeres, sin mayor cambio estructural a nivel interno o en la relación con otros Estados”. Asimismo destacó en su ponencia que de considerarse seriamente adoptar este enfoque por los países, su implementación requiere de las llamadas tres “R” (en inglés): rights, resourses and representation. “El mero discurso sobre la paridad y su incorporación en los ministerios de relaciones exteriores escasamente colaboran al interés nacional de los países. Por el contrario, generan conflicto al interior de los ministerios de exteriores, politización de las prioridades de política exterior y ralentización en la toma de decisiones sobre temas urgentes, como ha ocurrido en México”. Finalmente, la Dra. Correa concluyó que “el déficit de una revisión sobre cuestiones como terrorismo, conflictos, guerras, narcotráfico, crimen transfronterizo, temas propios de las relaciones exteriores no pueden seguir ajenos a la política exterior feminista como hasta aquí lo han sido”.

Dejar una Respuesta