La mujer: la otra cara del conflicto